EXPERTOS EN REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS

94 454 36 83 · info@baskolan.com · Gplus Twitter Facebook Youtube

baskolan

La intervención ha solucionado los problemas de pérdida de energía.

El ahorro de energía ha sido el objetivo final de la intervención que Baskolan ha llevado a cabo en el número 24 de Basigo Auzoa en Bakio. En su constante apuesta por la rehabilitación energética, la empresa ubicada en Derio ha aplicado una solución constructiva sostenible en las obras de reforma de las fachadas del inmueble de la localidad costera bizkaina, la aplicación del sistema de aislamiento S.A.T.E. Tras menos de seis meses, el edificio ha solucionado los graves problemas de pérdida de energía que ha soportado durante años con una intervención que ha alcanzado los 64.000 €.

Instalación de S.A.T.E.

El edificio objeto de intervención cuenta con unos 35 años de antigüedad y la fachada, realizada con doble fábrica de ladrillo con cámara de aire intermedia, no poseía aislamiento ni rotura de puentes térmicos, lo que ha provocado que a lo largo de los años existiesen grandes pérdidas de energía térmica, además de la aparición en diversas zonas de humedades de condensación y los consecuentes hongos.

La solución adoptada para corregir las deficiencias de aislamiento en el edificio ha sido la instalación de un revestimiento S.A.T.E. (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior), una medida que ha sido precedida por las labores de saneamiento y limpieza de todos los elementos de la fachada. Tras la instalación del S.A.T.E. se ha realizado un acabado en mortero acrílico.

La labor desarrollada por Baskolan en las fachadas se ha visto complementada con otras medidas que han incluido la reparación de los  cantos de forjado deteriorados por la carbonatación y el saneamiento y pintado de las barandillas y carpintería de madera.

En el caso de la pintura, se han decapado las zonas que se encontraban en mal estado y se ha picado el revestimiento existente en las molduras salientes y en aquellas zonas que se encontraban en un deficiente estado de conservación. Por último se han sustituido las bajantes de pluviales por otras nuevas de aluminio y se han separado de la fachada las instalaciones de gas, electricidad y telefonía.


En la imagen vemos la nueva fachada de Basigo Auzoa, que cuenta ya con un aislamiento térmico eficiente que permite el ahorro energético.

Noticias Baskolan

Siguenos en ...