EXPERTOS EN REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS

94 454 36 83 · info@baskolan.com · Gplus Twitter Facebook Youtube

Baskolan

El desprendimiento de algún elemento de la emblemática fachada provocó el comienzo de las obras que se han prolongado durante cuatro meses

La bella fachada del número 2 del Paseo Ramón María Lili de la capital gipuzkoana puede presumir de nuevo de un aspecto saludable y renovado gracias a las obras integrales de rehabilitación llevadas a cabo por Baskolan. 337.956,95 € es el importe que ha alcanzado una intervención que se ha prolongado durante cuatro meses.

Catalogado como de protección Grado II, el desprendimiento de algún elemento de la fachada aceleró el comienzo de las obras en el edificio. La retirada de los andamios ha dejado a la vista una fachada que ha recuperado la forma original de sus diferentes y numerosos elementos decorativos, como cornisas, pilastras, volutas, capiteles etc. realizados en su mayoría en piedra arenisca.


La degradación de esos elementos decorativos era una de las principales patologías que presentaba la fachada, además de problemas en los elementos de hormigón del edificio, que son los miradores y los balcones, patologías en las sillerías de arenisca, la degradación de algunos elementos metálicos en balcones y la presencia de condensación en los mismos.

Un completo estudio previo
La cercanía del edificio al mar obligó a la realización de un estudio para determinar el grado de salinidad del mismo así como la posibilidad de tener que realizar complejas labores de desalación. Se cogieron gran variedad de muestras y el estudio concluyó que la sal no era un mecanismo de alteración significativo.

El estudio técnico previo no detectó tampoco ningún problema en la estructura del edificio por lo que no ha sido necesario intervenir sobre la sustentación del inmueble. Sin embargo, las obras de rehabilitación integral sí se han visto complementadas por obras de recuperación de patrimonio, ya que al tratarse de una fachada catalogada se han tenido que llevar a cabo actuaciones puntuales para corregir y recuperar algunos elementos  del edificio que no eran correctos.

En cuanto a las obras de saneado integral, se ha realizado una limpieza de los elementos de hormigón y de arenisca y se han consolidado los elementos decorativos y sillerías que se encontraban en buen estado, efectuando la recuperación de aquellos que estaban gravemente afectados. Algunos elementos decorativos eran ya inexistentes, por lo que su recuperación ha exigido la realización de moldes mediante morteros específicos. Especial atención han recibido, por su dificultad, la restitución de los pináculos y cresterio en el ático y el torreón y otros elementos como los escudos de las ventanas de la segunda planta.

Continuando con las labores de saneamiento integral, se ha efectuado la rehabilitación de todos los paramentos de hormigón, recuperación de volúmenes, nivelación y revestimiento final. En cuanto a los elementos de herrería se han lijado y aplicado una imprimación y esmalte para exteriores.

Tras la realización de todas las labores de saneado y rehabilitación se ha llevado a cabo la unificación del color de las zonas reparadas o sustituidas y una hidrofugación de la fachada de arenisca con un producto con una permeabilidad al vapor adecuada.

En cuanto a las intervenciones que afectaban a la recuperación del patrimonio se han eliminado todos aquellos elementos inadecuados constructivamente o patrimonialmente y que se habían llevado a cabo en obras de rehabilitación parcial anteriores.

De estilo neoplateresco
Tras las labores realizadas por Baskolan, este histórico edificio construido por Francisco Urcola en 1921 y  de estilo neoplateresco ha recuperado sus formas originales.

El edificio objeto de intervención había sufrido diferentes transformaciones previas. En los años 60, la comunidad realizó una estructura auxiliar para instalar una cubierta inclinada. Hacia 1987, se efectuaron unas intervenciones de saneamiento y consolidación parcial de fachada tras algún desprendimiento y en los años 2001 y 2002 se realizaron nuevos trabajos en las zonas de los miradores y en los elementos metálicos.

Tras las obras de rehabilitación y de recuperación de patrimonio, la fachada de Ramón María Lili número 2, muestra ahora sus elementos decorativos originales.

 

Noticias Baskolan

Siguenos en ...