EXPERTOS EN REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS

94 454 36 83 · info@baskolan.com · Gplus Twitter Facebook Youtube

baskolan

La accesibilidad del edificio situado en Ramón y Cajal 33 ha aumentado notablemente gracias a la colocación del nuevo ascensor adosado a la fachada principal.

Los vecinos del edificio situado en la calle deustoarra Ramón y Cajal número 33 han visto cómo las condiciones de accesibilidad de su inmueble han mejorado notablemente gracias a la instalación de un ascensor hidraúlico ubicado de forma adosada a la fachada principal. Baskolan ha sido la empresa encargada de llevar a cabo esta obra que ha alcanzado una inversión total de 113.804,57 €.

El portal de acceso al inmueble se encuentra en la fachada principal del edificio que se ubica en un callejón    de uso privado. Hasta la realización de esta obra el elemento que conectaba el portal con las plantas superiores era una escalera de reducidas dimensiones con dos tramos opuestos entre descansillo y descansillo, en cada uno de los cuales se ubicaba una ventana como única vía de iluminación y ventilación.

Una solución integradora

Despues del estudio de las características de la caja de escalera, el acceso desde el portal y la tipología de la edificación, de hormigón armado en vigas y pilares, se optó por realizar una intervención de carácter conservador e integrador del nuevo ascensor, lo que suponía instalarlo de forma adosada a la fachada principal.

El ascensor dispone de salidas a cada descansillo de la escalera, para lo que se han abierto los huecos necesarios en la fachada principal para ubicar las puertas, y de un acceso desde el portal. Para acceder a esta entrada se ha instalado un portero automático y una puerta con cerradura.

El recorrido del ascensor se ha realizado con una estructura metálica formada por cuatro pilares, vigas entre las plantas y anclaje al forjado existente en la estructura del edificio. Esta estructura tiene su parte superior justamente por debajo del alero del edificio, lo que hace que la integración con el mismo resulte perfecta.

La unión del nuevo elemento a la fachada pasaba por mantener la homogeneidad. Para ello, la estructura del nuevo ascensor ha sido cerrada con ladrillo cerámico con raseo interior, y la fachada del inmueble ha recibido un tratamiento idéntico al que se adoptó originalmente, es decir, a base de raseo y pintado, de forma que el aspecto no se ha visto alterado.

La obra realizada por Baskolan también ha incluido soluciones eficaces para la colocación de otros elementos como el foso y el cuarto de maquinaria. Para situar el foso se ha excavado el terreno exterior de la fachada principal y para evitar problemas de filtraciones de aguas subterráneas se ha llevado a cabo un raseo hidrófugo interior y la utilización de aditivos impermeabilizantes. Por su parte, la maquinaria hidraúlica se ha ubicado en un armario compacto en la planta del portal, con cerramiento y puerta resistente al fuego, iluminación de emergencia y extintor en el exterior.

Objetivo: eliminar barreras arquitectónicas

La comunidad de propietarios solicitó la nueva instalación para actuar de acuerdo a la Ley 15/1995, del 30 de mayo, que versa sobre la eliminación de barreras arquitectónicas a las personas con discapacidad. Sin duda, los vecinos de Ramón y Cajal 33 han experimentado una notable mejora en la accesibilidad de sus viviendas.

Noticias Baskolan

Siguenos en ...