EXPERTOS EN REHABILITACIÓN DE EDIFICIOS

94 454 36 83 · info@baskolan.com · Gplus Twitter Facebook Youtube

Imagen de la fachada del edifico de Correo 7

La obra se realizó en el edifico situado en el número 25 de Hurtado de Amézaga con el objetivo de solucionar problemas de filtraciones y condensaciones.

La empresa especializada en la rehabilitación de edificios Baskolan ha llevado a cabo la reforma de la fachada del edificio situado en el número 25 de la bilbaína calle Hurtado de Amézaga. Las obras finalizaron el pasado mes de junio y consistieron en la instalación de un recubrimiento mediante fachadas ventiladas con el objetivo de solucionar los problemas de filtraciones y condensaciones que presentaban.

El deterioro de la impermeabilización en las fachadas del edificio había provocado los problemas de filtraciones y también se apreciaba la presencia de condensaciones ya que la propia configuración de la fachada, que no disponía de aislamiento térmico, impedía la transpiración de la misma y provocaba la aparición de agua en el interior de las viviendas.

Dos sistemas para la instalación de fachadas ventiladas

En febrero del presente año comenzaban las obras que se prolongaron durante algo más de cuatro meses y que han solucionado el incómodo y perturbador problema que sufría la comunidad.

El recubrimiento de la fachada mediante nuevas fachadas ventiladas se realizó con dos acabados diferentes. Mientras en la zona de la fachada principal se procedía a la colocación de un acabado a base de paneles metálicos de composite, en el resto de fachadas se realizaba mediante paneles cerámicos sobre rastreles verticales. Además, en el caso de la fachada medianera, se levantaban las láminas asfálticas presentes hasta ese momento para eliminar la barrera de vapor, que favorecía la aparición de las condensaciones.

La rehabilitación se completaba con el remate por medio de piezas metálicas de las ventanas, así como de los antepechos de la terraza. Por otro lado, se desmontaba la barandilla existente en la vivienda del ático, y una vez colocado el sistema, se volvía a instalar anclándola al lateral interior mediante unos nuevos pies en aluminio.

La intervención, con un importe de 170.600,70 € ha permitido garantizar la impermeabilidad total de las fachadas del edificio.

Noticias Baskolan

Siguenos en ...